A Toni Cantó

No és cap secret que mai m’has agradat com a polític, de fet, ni tu ni el teu partit, UPyD. No m’agrada la teua forma de fer política, la forma que tens de mentir compulsivament, no m’agrada a la teua demagògia constant. Tot i així, sempre he intentat respectar que tu pensessis diferent a mi, perquè com a persona que creu i defensa la democràcia i la llibertat d’expressió  crec que tens el dret de defensar les teues idees igual que jo espero que tu creguis que jo puc defensar les meues. Però avui t’has passat! Avui has fet vessar definitivament el got de la meua paciència cap a tu.

Atacar gratuïtament les víctimes de violència masclista a través del teu Twitter dient que la majoria de les denuncies són falses i que les estadístiques oficials també ho són està totalment fora de lloc i demostra, una vegada més, la teua falta de cultura democràtica, i el poc respecte cap a la les persones que lluitem per la llibertat i per una societat millor.

En els últims anys, vivim un període de brutals retallades ideològiques, aplicades per governs que busquen que fem un salt enrere en els nostres drets, i cada dia queda més clar que tu busques exactament el mateix que ells. Hem vist com les partides en els programes de protecció de dones víctimes de la violència masclista s’han reduït fins al punt que en alguns territoris s’han acabat eliminant alguns programes (al Camp de Morvedre, per posar un exemple, han eliminat el suport a víctimes de violència masclista i les persones que pateixen una agressió i necessiten protecció i atenció d’urgència han d’anar fins a València, 30 minuts amb cotxe, i amb els seus propis recursos…). També hem vist com s’ha retallat bona part dels programes de prevenció en violència masclista, fet especialment greu en el cas dels destinats a persones joves, i què per desgràcia, ja en tenim els resultats: ha augmentat la violència entre parelles joves i el tracte denigrant per part de nois joves cap a companyes.

A més, m’agradaria aclarir alguns conceptes i dades:

La violència no és familiar, és masclista. Es produeix en el si de la nostra societat, una societat patriarcal on les dones, pel simple fet de ser-ho, patim un seguit de desigualtats estructurals: com, per exemple, cobrar un 22% menys de mitjana que els homes per desenvolupar una mateixa tasca o la discriminació que es produeix en l’accés a llocs de responsabilitat: quantes dones hi ha als consells d’administració de les empreses?

És rotundament fals que un terç de les víctimes per violència masclista siguin homes, el percentatge no arriba al 9%. A banda, que em sembla repugnant voler utilitzar els homes morts en mans de les seues dones per justificar que hi hagi dones mortes. Tant en un cas com l’altre hem de posar fi a la violència, però sabies que van ser 42 les víctimes comptabilitzades com a violència masclista el passat 2012 a tot l’Estat Espanyol?

És de persona malalta volen vincular els suïcidis d’homes al fet que s’estigueren separant de les seues parelles, i insinuar que alguna relació o “culpa” tenen aquestes. Arribes fins al punt de dir que la majoria de les denuncies són falses i que aquest fet a més es promociona per part del govern per treure diners de la Unió Europea…

Has pensat en els milers de dones que dia a dia tenen por de les seues parelles, marits o companys? De totes aquelles que viuen maltractades psicològicament fins al punt de quedar anul·lades? De les que no poden anar soles pel carrer? Les que, amb petits detalls poc a poc es van anul·lant? Et recomano la lectura d’un altre article meu “violències quotidianes” Perquè tot això, també és violència masclista.

No acabaria mai d’enumerar el seguit de motius pels quals avui m’he indignat profundament amb tu. Arribats aquí sols em queda demanar-te una cosa: dimiteix i deixa’ns tranquil·les a totes les formiguetes que continuem lluitant per una societat més justa i lliure.

N’estic fins els ovaris de feixistes masclistes com tu que es creuen que em quedaré callada davant els vostres crims! Un atre cop, NO!

Anuncis

3 responses to “A Toni Cantó

  1. Todas las cosas hechas me duelen como uña arrancada. Es una culpa o es mi derecho de exilio, de dejar suelto a Dios para que ande descalzo por el mundo?
    Imprudencia o no, las cosas conocidas y nombradas Verdad son un adolescente criminal.

    Rechazo la luz que caía dura, recta y sobretodo, sin color de mañana. No era la primera vez que lo hacía y la práctica se notaba. Clavaba los puños en poca carne que tenía y se dejaba desnuda de pensamientos hasta que la chica amable que hacia de enfermera cerraba la ventana (como su imagen significaba solamente una fila vocálica dulce daba la impresión de muy joven, puede ser que tenía, involuntariamente, incluso dos ojos azules de origen no mediterráneo… una cosa que podría gustar en plan juego imaginativo).
    Y cuidaba de ella una falta de palabras, de personas, de ruidos molestos.
    No entraba nadie. Fue una cosa que lo sabía desde el momento cuando renuncio a luchar. Los otros, ¿por qué se van ha herir en una lucha que ella ha dado de terminada?
    Pero lo que le preocupaba no era si viniera o no viniera alguien, le preocupaba el miedo a compartir su espacio con los recuerdos, perros jóvenes esperando el fatídico momento para dejar huellas de mordiscos en la carne fresca de la Memoria.
    Para ganar tranquilidad se aconsejó de no reconstruir la historia, de vestir en ropa limpia el drama que le había ocurrido, y sobretodo, de no rescatar la verdad (gozar de recuerdos es una ingratitud). Nunca no jugaste el papel de mentirosa, ahora que le faltaba medio paso para cruzar al otro lado tenía muy poco sentido empezar.
    No pensaba nunca en él, pero existía como parte de ella, como si tuviera, malformado, en verdad, un segundo corazón. Todavía le quemaba la sangre, todavía tenía fuerza de ponerla de rodillas sin decir palabra.Porque en un tiempo lejano fue ella quien destruyó puertas y llaves para ser suya( una especie de esclavitud, pensaba ahora, pero no en aquel entonces).
    Recordaba que su brazo derecho siempre regresaba cargado de él en forma de besos conquistadores. Recordaba el olor de comida en dos. Y la cabeza perdía su brújula y ella sabía que el tiempo carecía de paciencia y que ahora su vida entera, catalogada de fracaso, estaba toda en una caja de cartón marrón preparada para tirar (tantas veces reía en carcajadas de estas estereotipias de cine americano y mira que ahora era lo único que le pasaba por la mente).
    Buscaba desesperadamente por todos los rincones, detrás de cada recuerdo, en cada momento y en todas las personas, un sentido. Porque sabía que andaba un camino en sentido único, sin miradas atrás, sin remordimiento. Y porque sabía que quería ser salvada y ella sola no se autorecordava suficiente para hacerlo.
    Y nadie no entendía el grito mudo que daba la luz en cada mañana cuando el sol caía duro, recto y sin color. Ni siquiera la chica joven que pensaba que una ventana cerrada podría ayudar una moribunda. Para reconocer de una manera franca, ni ella podía entender porque seguía viviendo esta no vivencia, seguro que siendo casi invierno la gente temía mucho salir de casa incluso para ponerse enferma en un hospital y los médicos cuidaban de los pocos que tenían hasta el GRAN RESFRIADO de primavera. Conocía con nombre y apellido los pasos de cada uno de sus cuidadores. Pasos jóvenes de juerga y con ojos mutilados de cansancio, pasos de mamas preocupadas de la cantidad de queso puesto en el bocadillo parvular de cada mañana, pasos de hombres y pasos de mujeres. Era su juego de cuando empezó a salir con él y siempre dormía la mitad del sueño para no perder su vuelta. O bien, para esconder deprisa su cuerpo delgado con la esperanza de que esta vez su cólera tendría otro dueño.
    No lo sabía solamente ella, lo sabían vecinos, amigos, gente de la calle. Pero todos miraban su mano viviendo indulgente en la de su pareja y el resto era silencio…
    ¨Los días están escritos con las mismas letras¨, pensó, y el pensamiento contestó:¨ entonces que sean todos buenos¡¨
    Si no tuviera tanto dolor podría reír…¨ ¿Cómo van ha ser todos los días buenos? Son días de carne roja sangrienta, días de simpleza, días simétricos y días que no pertenecen ha nadie.¨
    ¨Entonces, no están todos escritos con las mismas letras¨, concluyo el pensamiento. ¨Entonces, parece que no¨, concluyo ella en su sabiduría recién ganada.
    ¨ Y tu ¿por qué no te levantas?¨ preguntó taponando el pensamiento.¨ ¡Haber que tal el día de hoy! ¨
    ¨¿Y yo por qué no me levanto?¨ Pausa corta para autosubornarse… ¨¡Haber que tal el día de hoy!¨
    Y, de repente, se dio cuenta que la muy esperada razón era parte de todo lo que ella había mirado pero nunca vio, incluso parte de esta luz que hoy, (porque no le sorprendía), caía dura, recta y sin color. Cuando la chica entró, sabía, (adelantado movimiento), que era de cara severa, bata blanca impecable y tacones. El tipo de persona que tiene las sonrisas contabilizadas y compartidas una a cada semana.
    Y atrevida, pero clavando todavía los puños en poca carne que tenía, signó de baja tolerancia la vida o simplemente timidez, habló por primera vez.
    ¨Si me pudieras dejar mirar con tus ojos como se abre esta ventana¨… (el atrevimiento la dejó ahogada de repente) .
    Y la chica le tendió un par de ojos azules sin decir nada, sin poner papel de colores y lazos, sin menos quitarse los zapatos de tacones altos. Como si fuera un pensamiento que a veces torturaba también su sueño de chica severa y de sonrisas contabilizadas.
    Y pasó presumir de sus ojos prestados, y por esto, nuevos, al otro lado de la vida.

  2. Felicitats! Ben escrit, clar i contundent, Diem NO!

  3. No puc estar més d’acord amb tu, Sílvia! Ho aconseguirem!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s